martes, 30 de abril de 2013

LA REHABILITACIÓN ENERGÉTICA QUE NO LLEGARÁ.

El titulo lo deja claro. Y es que, o la administración se dedica a hacer pedagogía sobre el tema, o hacemos que nos lo explique Belén Esteban en Tele 5, o se implementa un sistema de subvenciones, o créditos blandos, o cualquier otro sistema, pero si no es así la rehabilitación energética no llegará.



Ejemplo: Un edificio de viviendas sin calefacción centralizada, o sea, cada piso se calienta como puede. Propuesta de rehabilitación energética reforzando el aislamiento térmico de toda la envolvente. Y surge el problema, el tema de la fachada los vecinos lo tienen claro, pero, ¿por que tienen que gastar dinero en aislar los áticos, cuando los únicos beneficiarios serán los vecinos de los pisos bajo cubierta?. Este caso ya se ha dado, pero existen situaciones aún más complicadas de gestionar.

¿Cómo se le explica a alguien, que no entiende del tema, que el confort climático de su vivienda no debería estar ligado únicamente a sus aparatos de climatización?. Es muy difícil. ¿Cómo se le convence que gastandose un dinero en mejorar su aislamiento térmico, al cabo de 10 ó 15 años lo tendrá amortizado?. Además existe la posibilidad que llegue un fulano ofreciendo una auditoria energética y le explica que al dia siguiente de él salir por la puerta ya estará ahorrando dinero, y lo bueno es que el fulano no miente, pero hace trampas, y sólo un técnico con conocimientos sobre el tema es capaz de desmontar algunas argumentaciones que van sólo dirigidas a cambiar máquinas y malos hábitos.

Si un auditor energético (de los mediocres), se presenta en un edificio de oficinas lo primero que hará será pedir la factura eléctrica, y a partir de aquí tomará datos, analizará, diagnosticará y ofrecerá unas actuaciones a realizar, que ya te digo yo cuales son: sustitución de la maquinaria de clima por otras más eficientes, colocar detectores de presencia en pasillos y lavabos, sustituir las lamparas por otras de leds en las luminarias que más tiempo estén encendidas, y le explicará al encargado cuando tiene que encender o apagar el sistema de climatización en función de la época del año.

Esto no es rehabilitación energética. Una auditoria energética como dios manda, debería diagnosticar todos los cerramientos del edificio (fachada, ventanas, cubiertas, suelos...), evidentemente diagnosticar los sistemas de clima o iluminación, pero para saber si son capaces de satisfacer la demanda del edificio, y también debería diagnosticar la gestión, o sea, el uso y la forma en que se utiliza (cosa de la que se olvida nuestra, tan aplaudida, certificación de eficiencia energética).

A partir de un diagnostico de este tipo, se puede presentar una propuesta de rehabilitación energética real, y si queremos aprovechar el viaje, se le puede dar un repaso al código de accesibilidad y mirar que se puede mejorar para ofrecerlo.

Cuando alguien se mete en "fregados" de este tipo con una comunidad de propietarios, corre el riesgo que los vecinos crean que les están vendiendo humo, ya que lo que ellos realmente quieren es tener una fachada recien pintada y una terraza sin goteras. Cuando se plantean soluciones que suponen una inversión importante por parte de los propietarios hay que saber venderlas, por este motivo, seria mucho más fácil si se iniciaran campañas informativas por parte de la administración, a parte de las ayudas que promete nuestro flamante "Plan Estatal de Vivienda", ni más ni menos que 2.311 millones de euros, que por cierto ¿alguien se los cree?.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada